Las mejores distribuciones Linux para producción musical

21 12 2007

Todo aquel que sueñe con construir su propio estudio musical tiene dos opciones: Duplicar el desembolso en el siempre necesario hardware en el generalmente caro software de producción de audio, o bien confiar esto último a una de las muchas distribuciones Linux dedicadas a la tarea. Bien merece la pena resaltar las ventajas del software libre adicionales a su precio —quizás resultaría más adecuado escribir su ausencia de precio—. Es bien sabido que en el mundo del software libre cada uno configura su experiencia informática a su medida y dispone además de un canal directo con los desarrolladores de las aplicaciones utilizadas, de acceso a una numerosísima y desinteresada comunidad de usuarios.

En este informe —basado, se presume que con cierta lejanía, en este artículo en la Softpedia— se describen las diez principales distribuciones Linux dedicadas a la producción musical. Me permito añadir distribuciones ausentes en el artículo original. Cabe apostar a que al menos una de ellas se parecerá al sistema operativo soñado para la tarea. Y todas están a una descarga de distancia de ser probadas a pleno rendimiento.

Sobre si estas soluciones son válidas para un uso profesional, merece la pena recordar el viejo adagio según el cual el profesional es siempre la persona, nunca el cacharro.

JackLab Audio Distribution

Basada en OpenSUSE, la que sus autores consideran la distribución mejor soportada, y más sencilla de utilizar y personalizar. Aún reconocida como lejos de una versión final, facilita ya las mejores herramientas disponibles para un uso profesional.

Musix

Proyecto iniciado como Live CD que ha finalizado siendo distribución completa. Dirigido con maestría por el argentino Marcos Guglielmetti. Se trata de una distribución que tiene como objetivo ser lo más accesible posible, sean cuales sean las capacidades del ordenador utilizado. Aún con una instalación modesta, Musix permite todas las tareas del productor: Masterizar CDs, publicar e imprimir partituras, crear instrumentos MIDI virtuales, grabar y reproducir audio y MIDI, editar y mezclar pistas, así como tareas más en el ámbito del sonidista: Reducción de ruido o recuperación de grabaciones dañadas. Añádase el soporte a los idiomas gallego, vasco o catalán, además del inglés, el castellano, el portugues y el francés, y el resultado será la distribución de audio más universal del planeta.

Ubuntu Studio

Gusto de polemizar sobre el hecho de que el instalador de Ubuntu Studio precise un DVD. Esto la hace inutilizable en las tres cuartas partes del planeta. Si Ubuntu es la distribución de software más maravillosamente universal del mundo, en Ubuntu Studio deben pensar que la edición de audio es ocupación exclusiva del primer mundo. Es el único defecto que se me ocurre. Por lo demás, es una distribución condenadamente poderosa y sexy, con ese acabado Ubuntu que ha supuesto un escalofrío en los departamentos de marketing de los fabricantes de sistemas operativos propietarios.

Linux MultiMedia Studio —LMMS—

Otra popular distribución, orientada a facilitar la producción musical incluso a quienes no disponen del hardware más avanzado.

DeMuDI

Un proyecto pionero, en horas bajas por la popularidad de Musix, Ubuntu Studio y 64 Studio. Se trata del primer intento de crear una versión reducida del hotentote Debian orientada a la producción musical. Merece el reconocimiento de ser la primera distribución basada en Debian que incluyó un kernel parcheado para el trabajo en tiempo real y a baja latencia.

Dyne:bolic

Live CD más orientado al trabajo del artista visual que al del productor musical. Permite manipular, grabar y recodificar flujos multimedia de todo tipo. Como Musix, presume de mantener toda su funcionalidad en máquinas modestas. Hay quien la ha hecho funcionar en una Xbox. Gloria al modding.

64 Studio

Comparte con Ubuntu Studio la incómoda característica de precisar un DVD. Se trata de una distribución inicialmente ideada para portar al AMD64 las aplicaciones de producción musical más populares. Sin embargo, resultó casi una tarea obvia hacer disponible también una versión para 32 bits. Se trata de una distribución que comparte la infinita elegancia del Debian del que procede, y es la favorita por ello de muchos para quienes el aspecto de Musix es… Rebuscado.

StartCom MultiMedia Edition

Distribución multipropósito que añade a las características de producción de audio, las de manipulación de vídeo y centro de entretenimiento. Presume de distribución especializada que requiere más entrenamiento previo que otras. Está basada en Red Hat lo que, para quien lo considere una ventaja, no cabe duda de que es una ventaja.

APODIO

Basada en el elegantísimo Mandriva. Puede ser utilizado como Live CD.

m-dist

Proyecto con cierta edad. Se trata de un sistema incrustado afinado para su uso como editor de audio y secuenciador MIDI. No hay nada que instalar, se trata de un Live CD de sólo 144 MB de tamaño que incluye un secuenciador MIDI, un secuenciador de audio, el conector ALSA MIDI, una caja de ritmos y un procesador de efectos.

ArtistX

Un Live DVD lleno de eXtra ordinary art tools que contiene casi todas las herramientas de audio, vídeo e imagen 2D y 3D disponibles. No necesita ser instalado, y permite arrancar un sistema de edición multimedia a pleno rendimiento sin tocar los discos duros, pudiendo almacenar los proyectos en dispositivos USB o en medios CD o DVD. —Gracias, Rafael.—

vía http://linuxav.blogspot.com

SAlu2😉


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: